Síntomas generales de la EII

Los síntomas característicos de la enfermedad inflamatoria del intestino (EII) son:

  • Diarrea (deposiciones frecuentes líquidas o granuladas)
  • Dolor abdominal
  • Sangre en las heces
  • Pus y mucosidad en las heces
  • Evacuaciones dolorosas
  • Pérdida de peso
  • Fiebre y un efecto en salud en general

Una infección gastrointestinal (o un "bicho estomacal") y el síndrome del intestino irritable (SII) también pueden causar algunos de estos síntomas.

¿Es un "bicho" estomacal?

Una diferencia importante entre una infección gastrointestinal ordinaria y el EII es el factor tiempo. Con una infección, los síntomas desaparecen casi siempre dentro de una o, a lo sumo, dos semanas. Si es EII, los síntomas pueden tardar más tiempo en desaparecer y habrá otros episodios o una reagudización; es decir, cuando los síntomas regresan.

¿Tengo EII o SII?

Los síntomas del síndrome del intestino irritable (SII) tienden a limitarse a dolor abdominal, diarrea y estreñimiento. También es poco probable que presente sangre en las heces, fiebre o pérdida de peso con el SII. Siempre hable con su médico si está preocupado o no está seguro.

Síntomas de advertencia en la EII

  • Fiebre
  • Pulso rápido
  • Sensación de malestar general
  • Sangrado intenso o rápido

¿Qué sucede cuando una persona sufre de EII?

La mayoría de las personas que padecen EII presentan períodos en los que sus síntomas empeoran, a esto se le conoce como reagudización, fase activa, recaída o "ataque" – también habrá momentos en los que la enfermedad está inactiva y se presentan pocos o ningún síntoma, a esto se le conoce como remisión.

La cantidad, el tipo y la duración de la recaída puede variar y la EII afecta a personas distintas de distintas maneras.

La EII puede dividirse en diferentes tipos dependiendo de la longitud y la frecuencia de las recaídas:

  • Recidivante – tiene lugar más de una recaída al año.
  • Intermitente - pasa un periodo de más de un año entre las recaídas individuales.
  • Crónica - si un ataque dura más de un año
  • Aguda - es muy intensa, con una progresión rápida de la inflamación
  • Reactivación- cuando la inflamación se reagudiza de nuevo en la sección intestinal afectada por la inflamación en el pasado. Esto ocurre con frecuencia si se descontinúa el medicamento

La mayoría de las personas tiene lo que se conoce como EII crónica intermitente, que significa que padecen más recaídas con períodos de remisión intermedios.

Denos su opinión