¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria crónica (persistente) que puede ocurrir en cualquier lugar en el tracto gastrointestinal - desde la boca hasta el recto.

Generalmente afecta el recto, el Colon y las partes inferiores del intestino delgado (íleon terminal). En casos muy raros, el estómago, el esófago o la boca pueden también estar involucrados. Descubra más sobre el sistema digestivo.

Para aproximadamente un tercio de las personas con enfermedad de Crohn, sólo el intestino grueso se ve afectado, en la otra tercera parte, sólo el intestino se ve afectado. En una tercera parte de las personas con enfermedad de Crohn se ven afectados los intestinos delgado y grueso.

La inflamación puede extenderse, profundizando a todas las capas del intestino. También puede "saltarse" secciones, de modo que pueden existir secciones enfermas separadas por partes normales del intestino.

Figura 1: Lugares donde la enfermedad de Crohn puede afectar los intestinos

La enfermedad de Crohn presenta síntomas más persistentes de la Colitis ulcerosa con aumento del dolor abdominal y diarrea, especialmente a las horas de la comida. Infórmese sobre la colitis ulcerosa.

HECHO: La enfermedad de Crohn recibe su nombre del médico estadounidense Burrill Bernard Crohn quien en escribió en 1932 sobre esta enfermedad llamándola ileítis regional (inflamación localizada del intestino delgado al que se le llama ileum en latín). Posteriormente se cambió el nombre de la enfermedad a enfermedad de Crohn en reconocimiento a su trabajo para comprender la enfermedad.

¿Quién contrae la enfermedad de Crohn?1

Tabla 1: ¿Quién contrae la enfermedad de Crohn?
Europa

0.3 a 12.7 de cada 100.000 personas

Asia y el Oriente Medio 0.04 a 5.0 de cada 100.000 personas
Norteamérica 0 a 20.2 de cada 100.000 personas
Edades Puede desarrollarse a cualquier edad pero es mas común que comience entre las edades de 18 y 35
Género Mujeres y hombres igualmente
Otras Se produce más frecuentemente en fumadores – empeora en los fumadores. El riesgo de necesitar cirugía es el doble de alto en fumadores en comparación con no fumadores que padecen la enfermedad. Dejar de fumar elimina este mayor nivel de riesgo.

Los investigadores han descubierto que la enfermedad de Crohn tiende a ser hereditaria en ciertas familias. De hecho, hasta 20% de las personas con enfermedad de Crohn tienen un pariente de primer grado (primo en primer grado o un pariente más cercano) con enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.

Existe un factor genético. El riesgo de que los hijos o hermanos padezcan la enfermedad de Crohn es de aproximadamente 10% y 35% respectivamente si ambos padres padezcan la enfermedad.

Síntomas

Los síntomas varían en naturaleza dependiendo de si la enfermedad está en el intestino delgado o el colon. Con frecuencia puede pasar mucho tiempo desde que aparecen los primeros síntomas hasta que se diagnostica la enfermedad que en la colitis ulcerosa. Esto sucede porque en principio los síntomas pueden ser poco característicos, esto hace que el diagnóstico correcto se dificulte.

Existe una mayor tendencia al dolor abdominal y un poco menos de sangre en las heces.

Los síntomas incluyen:

Tabla 2: Síntomas de la enfermedad de Crohn
Sangre en las heces Ocasional
Diarrea Deposiciones sueltas, acuosas o frecuentes
Urgencia de defecar Presente
Sangrado rectal  Ocasionalmente
Fiebre

Ocasionalmente

Dolor A veces, generalmente en la parte inferior derecha del abdomen, posiblemente con dolor en la pelvis
Otros

- Pérdida del apetito
- Pérdida de peso
- Fatiga
- Úlceras, forúnculos o fístulas en el ano, posiblemente con secreción de pus (los cambios en el ano pueden ser, por un tiempo, el primer y único síntoma de la enfermedad)
- Úlceras de la boca

Los niños que padecen la enfermedad de Crohn pueden sufrir retrasos en el crecimiento y el desarrollo sexual. Obtenga información para los cuidadores de personas con EII.

Referencias
1. Molodecky, N.A., Soon, I.S., Rabi, D.M., Ghali, W.A., Ferris, M., Chernoff, G., Benchimol, E.I., Panaccione, R., Ghosh, S., Barkema, H.W., et al. (2012). Increasing Incidence and Prevalence of the Inflammatory Bowel Diseases With Time, Based on Systematic Review. Gastroenterology 142, 46–54.e42.

Denos su opinión