Herramienta de Bienestar

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. Resultados

Acerca de usted

Por favor asegúrese de responder todas las preguntas

Acerca de su medicamento

Por favor asegúrese de responder todas las preguntas

Acerca de su medicamento

Por favor asegúrese de responder todas las preguntas

Sobre su estilo de vida

Por favor asegúrese de responder todas las preguntas

Sobre su estilo de vida

Por favor asegúrese de responder todas las preguntas

¿Toma algún un suplemento multivitamínico?

Sobre su estilo de vida

Por favor asegúrese de responder todas las preguntas

¿Qué tipo de alimentos come regularmente?

Sobre su estilo de vida

Por favor asegúrese de responder todas las preguntas

Sus resultados

Gracias por utilizar la herramienta de bienestar para EII.

Controlar su EII puede ser todo un desafío, es sumamente importante que se ayude a sí mismo tomando buenas decisiones en su estilo de vida. A continuación se presentan algunas recomendaciones para ayudarle a manejar su EII hechas a la medida de las respuestas que proporcionó.

  • Bien hecho - tomar la el medicamento según lo prescrito por su médico realmente le ayudará a controlar su EII.

    Es muy importante que tome su medicamento regularmente. El tratamiento de mantenimiento para la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn debe tomarse regularmente para evitar la reaparición de los síntomas.

    Aunque es posible que no vea cambios inmediatos a sus síntomas cuando deje su medicamento, dejar de tomarlo puede aumentar la posibilidad de una reactivación de la enfermedad.

    Los pacientes que toman su medicamento según lo prescrito tienen una posibilidad muy alta de mantenerse en remisión, en comparación con aquellos que no toman sus medicamentos con regularidad. Si realmente considera que su medicamento no le está ayudando, coméntelo con su doctor o especialista, quien puede ajustar su tratamiento conforme sea necesario.

    Puede ser difícil que recuerde tomar su medicamento. Trate de ajustar una alarma en su teléfono móvil o el reloj y programar sus medicamentos alrededor de sucesos regulares en su vida tales como sus hábitos de comer o dormir. Si tiene muchas dificultades, hable con su médico para ver si hay medicamentos o formulaciones que se puedan tomar con menor frecuencia.

    Si tiene muchas dificultades, hable con su médico para ver si hay otros tipos de medicamentos o formulaciones que se ajusten más a sus horarios o su estilo de vida.

    Siempre comente con su médico cualquier cosa que considere que pueda ser un efecto secundario de su medicamento, ya que siempre habrá alternativas o maneras de lidiar con ellos.

  • Bien hecho - hacer ejercicio con regularidad es bueno para usted psicológicamente y físicamente y le ayudará a sobrellevar su EII.

    Mantenerse activo es bueno tanto psicológica como físicamente - recuerde que no es necesario hacer ejercicio intenso, caminar o hacer jardinería puede ayudarle a mantenerse activa y saludable.

    Mantenerse activo(a) es bueno física y psicológicamente y puede ayudar a evitar las complicaciones de la EII. Trate de incorporar el ejercicio en su horario normal - recuerde que no tiene que hacer ejercicio intenso, dar un paseo o practicar la jardinería también puede ayudarle a mantenerse activo(a) y saludable.

  • Mantenerse emocionalmente bien puede ser útil para manejar la EII - ¡siga así!

    Aunque un trastorno emocional por sí mismo no causa la EII, en algunas personas, las situaciones estresantes o las emociones fuertes pueden llevar a una reaparición de los síntomas. Si sufre de mucha ansiedad o estrés, intente:

    • Escuchar música relajante
    • Dando un paseo en algún lugar tranquilo
    • Meditar o recostarse en una habitación oscura durante algunos minutos
    • Hablar con un amigo o un terapeuta
    • Tomarse un baño largo
    • Leer
    • Practicar biorretroalimentación
    • Relajación y ejercicios de respiración
    • Practicar yoga o tai chi
    • Hipnoterapia

    Si nada de esto ayuda - hable con su médico o especialista.

  • Bien hecho - hablar de su EII le ayudará a las personas a entender su condición y cómo le afecta. También ayudará a romper los tabúes alrededor de la EII. Si no lo ha hecho, podría resultarle útil unirse a grupos de pacientes en los que pueda hablar sobre lo que le está pasando con otras personas en una situación similar. Visite nuestra página de vínculos útiles.

    Es muy bueno que sea capaz de hablar con personas cercanas a usted acerca de su EII. Tal vez le parezca deseable incluir a otras personas, tales como colegas o amigos nuevos. Mientras hable con más gente hable, más sencillo será. Hablar con otras personas les ayudará a entender más acerca de su condición y de cómo le afecta. También le ayudará a romper los tabúes alrededor de la EII. Si no lo ha hecho todavía podría resultarle útil unirse a grupos de pacientes en los que pueda comentar con otras personas en una situación similar lo que le está sucediendo. Visite nuestra página de vínculos útiles para obtener mayor información.

    Puede ser difícil comentar su condición con otras personas, pero hablar sobre su EII les ayudará entender más sobre usted y sobre lo que está pasando para que le puedan apoyar mejor. Podría resultarle útil unirse a grupos de pacientes en los que pueda comentar con otras personas en una situación similar lo que le está sucediendo. Visite nuestra página de vínculos útiles para obtener mayor información.

  • Comer porciones pequeñas durante todo el día es generalmente benéfico para las personas con EII. Las porciones más pequeñas le ayudarán a reducir la carga en el sistema digestivo, ayudándole a digerir mejor el alimento.

    Si su EII está bien controlada y si este estilo de alimentación se adapta a sus necesidades, no hay problema. No obstante, en general es mejor comer porciones más pequeñas regularmente. Divida la ingesta diaria en 5-6 porciones más pequeñas y coma cada 2-3 horas. Esto es mejor que comer mayores porciones con menor frecuencia. Las porciones más pequeñas le ayudarán a reducir la carga en el sistema digestivo, ayudándole a digerir mejor el alimento.

    Los alimentos mezclados o licuados son muy útiles cuando se presenta una reactivación de la enfermedad. Hable con su médico o dietista sobre la mejor manera de integrar una dieta licuada si aún no lo ha hecho.

    Los granos (trigo, avena, arroz, cebada) que se encuentran en el pan, la pasta y los cereales son una gran fuente de energía, fibra, vitamina B y ciertos minerales (hierro, magnesio, etc.). Los productos de granos integrales generalmente se recomiendan para la mayoría de las personas ya que contienen más fibra, vitaminas y hierro. Sin embargo, los productos integrales también pueden contener fibra insoluble, que puede ser irritante para las personas con EII, especialmente durante una reactivación de la enfermedad. En estas situaciones pruebe los productos refinados y poco a poco vuelva a introducir granos enteros semana a semana. Si necesita asesoría, por favor hable con su médico o dietista.

    Aunque las frutas y verduras son buenas para la salud, pueden agravar los síntomas (especialmente cuando se inflaman los intestinos). En lugar de eliminar estos alimentos necesarios de su dieta, cueza completamente las frutas y verduras y evite comerlas crudas.

    Reduzca o evite la ingesta de leche y productos lácteos. La leche y productos lácteos (leche, crema y quesos procesados, menos en yogures enteros o bajos en grasa) pueden agravar los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal. Es necesario evitarlos durante la recaída y se pueden volver a incluir gradualmente en la dieta dependiendo de su tolerancia personal a los productos lácteos.

    El pescado contiene aminoácidos esenciales y es una buena fuente de proteína. La proteína puede ser útil durante una reagudización de síntomas y durante la recuperación. Intente comer pescados ricos en ácidos grasos omega-3 tales como el salmón y el atún.

    La carne contiene aminoácidos esenciales y es una buena fuente de proteína. La proteína es especialmente importante durante una reagudización y después de la misma. Siempre retire la grasa visible y elija cortes magros y bajos grasa.

    Reduzca la ingesta de grasa - las grasas pueden incrementar la perístasis intestinal y causar cólicos. Reducir el consumo aceites, mantequillas, las grasas endurecidas, las margarinas, la crema, así como también los postres y las galletas rellenas puede ayudar a reducir la ingesta de grasas.

    Trate de comer más alimentos recién preparados. Los alimentos procesados pueden agravar los síntomas de la EII.

    Aunque los alimentos altos en fibra son buenos para la salud, pueden agravar los síntomas (especialmente cuando se inflaman los intestinos). Cocine los alimentos altos de la fibra antes de comerlos en lugar de eliminar estos alimentos necesarios de su dieta.

    Reduzca la ingesta de azúcares simples - estos se encuentran en la miel, los jugos concentrados de frutas, los pasteles y los postres. Pueden causar diarrea o aumentar la probabilidad de que la padezca.

    Evitar los endulzantes artificiales (en particular el sorbitol) ya que pueden causar o aumentar la probabilidad de diarrea.

    La cafeína puede causar gases y agravar los síntomas de la EII, por lo tanto es mejor evitarla.

    Las bebidas carbonatadas pueden causar gases y agravar los síntomas de la EII, así que por lo tanto es mejor evitarlas.

    Siempre hable con un dietista o nutricionista calificado si le preocupa su dieta.

  • En general, puede valer la pena para la mayoría de las personas con EII que tomen un preparado multivitamínico con regularidad.

    Hable con su médico sobre los mejores suplementos de vitaminas y minerales para su situación.

  • Las investigaciones han demostrado que fumar tiene un efecto negativo en los pacientes que padecen la enfermedad de Crohn. Hay pruebas contradictorias alrededor del efecto del tabaquismo en la colitis ulcerosa, pero en general el fumar es malo para la salud.

    ¡Felicitaciones- los no fumadores tienen una menor posibilidad de recurrencia en la EII que los fumadores! Siga así.

  • Beber moderadamente es generalmente aceptable para las personas con EII - no obstante, si siente que sus síntomas empeoran, intente reducir la ingesta de alcohol por un tiempo para ver si hay una diferencia.

    Beber moderadamente es generalmente aceptable para las personas con EII, pero beber puede empeorar el trastorno. Hable con su equipo de salud especializado en EII acerca de lo que es razonable en su situación, o consulte sus directrices nacionales para obtener más información.

Descargar sus respuestas en PDF

You are about to leave Guts4Life.com to visit a 3rd party website.

Please note that Guts4Life (c/o Ferring Pharmaceuticals) are not responsible for the content of this website.

Antes de salir…

Antes de salir, por favor responda algunas preguntas rápidas par que podamos saber qué tan útil le ha sido la herramienta de bienestar. Esto no tomará más de un minuto de su tiempo.

Por favor asegúrese de responder todas las preguntas

Gracias por sus comentarios

Sus comentarios se recibieron con éxito

Revisaremos todos los comentarios para asegurarnos de que nuestras herramientas ofrezcan el mejor servicio posible.

Denos su opinión