Viajes

Si padece de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn podría preocuparle viajar con la enfermedad. También le podría preocupar estar en un auto o en un avión durante mucho tiempo o cómo se las arreglará en el extranjero, en un lugar desconocido y con alimentos con los que no esté familiarizado.

Cuando se encuentra en remisión viajar no es un problema con la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Sin embargo, si está experimentando una fase activa de la enfermedad hay algunas cosas para las que debe planear, ya sea que vaya en autobús a la ciudad o vuele al otro lado del mundo.

Aunque padezca una enfermedad inflamatoria intestinal hay varias cosas que puede hacer y que le pueden ayudar con sus planes de viaje. 

Planear con anticipación

Medicamentos

  • Lleve suficientes medicamentos para todo el viaje. Surtir una receta en otro país puede ser complicado
  • Si tiene medicamentos que sea necesario refrigerar, guárdelos en una bolsa térmica que los mantenga frescos, la puede conseguir en una farmacia antes de partir.
  • Es buena idea que lleve consigo una copia de su receta (incluyendo nombres genéricos ya que las marcas pueden ser distintas en diferentes países) en caso de que necesite más medicamento.
  • Conserve el medicamento en el empaque original para que sea fácil de identificar
  • Lleve una reserva de medicamentos de venta libre como antidiarréicos, antiespasmódicos, sobres de suero rehidratante y analgésicos. Hable con su especialista en EII antes de comprar o tomar estos medicamentos
  • Utilice pastilleros para llevar con usted cantidades pequeñas de medicamentos que pueda necesitar durante el día para así siempre llevarlos consigo.
  • Si viaja por aire, almacene sus medicamentos en el equipaje de mano en caso de que llegara a perderse su equipaje documentado. Con las restricciones actuales para el equipaje de mano deberá mostrar una carta de su especialista en EII que indica sus necesidades médicas. Es mejor que cuando reserve su vuelo consulte con la aerolínea y pregunte sobre cualquier regla que puedan tener sobre el transporte de medicamentos en el equipaje de mano

De su médico

  • Obtenga una carta de su médico que contenga su historial y los fármacos que está tomando. Esto será útil en caso de que los oficiales de aduanas le hagan preguntas o en caso de alguna emergencia. También podrá ser muy útil si necesitara mostrársela a algún médico en el extranjero. Puede valer la pena llevar esta información traducida al idioma del país o los países que vaya a visitar
  • Pida a su médico que le indique por escrito un plan de acción que pueda seguir en caso de que empeore su enfermedad mientras se encuentre de viaje.
  • Mantenga el número de teléfono de su médico y la tarjeta de su seguro en su billetera.

Transporte y desplazamiento

  • Averigüe con anticipación si los autobuses y trenes que va a utilizar tienen sanitarios. Cuando reserve sus vuelos solicite un asiento junto al pasillo, cerca del baño
  • Avise a la aerolínea con anticipación para que pueda ajustarse a sus necesidades dietéticas o lleve sus propios bocadillos
  • Lleve varios bocadillos y alimentos sencillos que pueda comer en caso de que la comida local no le venga bien
  • Consulte en internet y busque si hay información local o consejos que puedan servirle de otras personas que padezcan la misma enfermedad (ver a continuación)

Revisiones de seguridad

Con la seguridad agregada en los aviones, en el abordaje en barcos e incluso en las estaciones ferroviarias podría preocuparle saber si puede llevar sus medicamentos consigo. Deberá estar listo para mostrar sus pastilleros y otros medicamentos así como cualquier dispositivo médico.

En caso de que se le someta a un registro corporal manual, se podrán detectar las bolsas adheridas a la estoma o cualquier protección sanitaria. Una carta de su médico explicando su enfermedad, sus medicamentos y cualquier dispositivo que pueda necesitar ayudará a aclarar su situación.

Esté consciente de su derecho a pedir que una persona calificada esté disponible en caso de que sea necesario.

¿Hay lugares a los que no debería ir?

Si está planeando viajar a un país en desarrollo, podría valer la pena consultar a un especialista en medicina para el viajero. Después hable con su especialista en EII antes de tomar la decisión final sobre visitar un lugar con esas características.

¿Qué cuestiones cotidianas debo considerar mientras viajo?

Experimentar una recaída de su colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn no significa que no pueda salir del hotel, pero será útil si puede planear los aspectos prácticos.

  • Averigüe dónde se encuentran los sanitarios públicos. Puede utilizar el internet para hacerlo y si tiene un teléfono inteligente es posible que haya aplicaciones disponibles
  • En algunos países es posible obtener una tarjeta prioritaria que le brinda acceso a los sanitarios públicos y sanitarios para discapacitados sin tener que hacer fila
  • Lleve papel sanitario o ropa extra en caso de tenga un accidente

Vacunas

Como en cualquier plan de viaje, siempre asegúrese de tener las vacunas necesarias y medicamentos contra el paludismo.

Siempre hable con su médico oportunamente (aproximadamente 4-6 semanas antes del viaje planeado). Si decide utilizar una clínica de viaje independiente siempre hable con el médico sobre su padecimiento.  Si está recibiendo tratamiento para la EII también puede necesitar vacunarse contra las siguientes enfermedades dependiendo de su destino:

  • Fiebre amarilla
  • Hepatitis A
  • Hepatitis B
  • Cólera
  • Rabia
  • Meningitis meningocócica 
  • Encefalitis japonesa
  • Tuberculosis

Si está utilizando esteroides, inmunomoduladores o terapias biológicas para la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn debe evitar algunas vacunas (contra la fiebre amarilla, el cólera y la tuberculosis) ya que dichos medicamentos pueden afectar su capacidad de reaccionar ante las vacunas. Siempre consulte a su médico para averiguar qué vacunas son convenientes para usted.

Si va a realizar un viaje de larga distancia - hable con su médico o especialista clínico de viaje respecto a si necesita una inyección para evitar una trombosis venosa profunda (TVP).

Tenga cuidado con lo que coma

Siempre esté atento y preste atención a lo que coma. Tome precauciones extra con el agua para beber y siempre utilice agua embotellada (incluso para cepillarse los dientes) y tenga cuidado de no beberla por accidente cuando esté tomando un baño o una ducha. Evite el sushi, los vegetales crudos (incluyendo las ensaladas), el helado y las paletas heladas. Recuerde pedir bebidas sin hielo a menos que el hielo esté hecho de agua embotellada.

No debe haber problema con que consuma vegetales cocidos y carne provenientes de establecimientos limpios y de buena reputación, pero evite los alimentos que se vendan en la calle. Siempre pele la fruta antes de consumirla.

Seguro de viaje  

Antes de viajar, asegúrese de que su póliza de viaje sea adecuada y que cubrirá los problemas relacionados con la EII. Por desgracia, muchas pólizas de seguros no cubren enfermedades preexistentes y probablemente no acepten dichos casos. Así que asegúrese de que su póliza de viajero ofrezca una cobertura completa. También confirme que no esté viajando en contra de las indicaciones del médico.

Denos su opinión