Estudiar con EII

Si está en la escuela o en la universidad hay algunas cosas que puede hacer para ayudarle a sobrellevar su enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y aún así tener éxito en sus estudios.

En la escuela

Sus padres pueden haber informado a la escuela sobre su enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa (enfermedad inflamatoria intestinal (EII)) pero quizá usted también quiera hablar con su maestro sobre:

  • Qué apoyo adicional puede necesitar, por ejemplo, más tiempo para sus fechas de entrega, capacidad de hacer su trabajo en casa y poder tener descansos para ir al baño durante hora de clase.
  • Lo que usted está luchando
  • Todos los problemas que pueda tener con la comida en la escuela, puede necesitar comer durante horas de clase o no siempre poder comer lo que ofrecen en la escuela

Hablar abiertamente con su maestro le ayudará a la escuela a apoyarlo. Pida a uno de sus padres o a un amigo que venga con usted si eso le facilita hablar del tema.  

Ir a la universidad

Ir a la universidad es un gran logro y una oportunidad emocionante. Si padece EII puede estar preguntándose cómo sobrellevará la enfermedad en un nuevo entorno, en especial si se está mudando fuera de casa también.

¿Debo informar a la universidad que tengo EII?

Usted no tiene que informar a la universidad sobre su padecimiento. Sin embargo, puede ayudarle si lo hace por que ellos pueden a su vez apoyarlo.

Todo lo que informe a la universidad se mantendrá bajo confidencialidad, y ninguna información se transmitirá sin su consentimiento.

¿Qué tipo de apoyo ofrecen las universidades?

Dependiendo en qué parte del mundo se encuentre y a qué tipo de universidad asista, usted tendrá diferentes opciones para que lo ayuden con la enfermedad.

Una forma de determinar qué ayuda y apoyo existe es ponerse en contacto con el área de Servicios a alumnos con discapacidad de la universidad (aunque el nombre exacto puede variar un poco). Aunque usted puede no estar registrado como discapacitado, tener EII puede significar que tiene necesidades adicionales y que puede beneficiarse de un poco de apoyo en esta forma.

En general, si usted padece una enfermedad crónica como EII, habrá previsiones como:

  • Tiempo extra en exámenes o para cumplir con fechas límite de entregas cuando la fatiga es un problema.
  • Arreglos para permitirle comer o tomar medicamentos durante sesiones de clase.
  • Que los profesores entiendan que puede necesitar descansos para ir al baño durante clase o trabajos

¿Cómo puedo ayudarme a mi mismo?

Existen varias cosas simples que pueden ayudarle a hacer su vida más fácil en la universidad.

  • Siéntese cerca de la salida durante conferencias o talleres para que pueda salir rápidamente si es necesario
  • Si tiene un casillero, conserve en él ropa de repuesto sólo en caso de un accidente
  • Como siempre, lleve su medicamento con usted y tómelo de forma normal. Si le preocupa tomar el medicamento durante conferencias, seminarios o clases, hable con su tutor personal o con alguien en el departamento

También puede ser de gran ayuda hablar con su tutor personal o alguien en el departamento de apoyo a los alumnos. Aunque pueda sentirse avergonzado al respecto, es posible que su departamento esté acostumbrado a ayudar a adaptarse a estudiantes con enfermedades crónicas. Explicar su situación a los miembros del personal que le darán clase (aún si esto se hace de forma indirecta hablando con su tutor personal) le ayudará a aumentar la comprensión de su situación para que puedan darle el apoyo y las previsiones adecuadas. También asegurará que usted no sea considerado un "holgazán" si está ausente de las clases por enfermedad y significa que el personal puede brindarle materiales que pueda haberse perdido.

Quizá quiera discutir lo siguiente con su tutor personal:

  • Dónde están los baños y determinar si podrá tener permiso de usar los baños del personal si es necesario y si estos están disponibles
  • Demora - Los miembros del personal deben estar informados de que en ocasiones usted puede llegar demorado debido a su EII
  • Comer entre horas de descanso - Puede necesitar comer durante conferencias/seminarios si usted debe comer porciones pequeñas de forma regular
  • Estar ausente por enfermedad o asistir a citas - Durante una recaída o cuando se siente mal o cansado, puede ser que tenga que faltar a clases. Encuentre cómo puede ponerse al corriente con su trabajo de la mejor manera
  • Viajes escolares - Si va a un viaje, asegúrese que el organizador sepa sobre su EII y que haya una previsión para baños adecuados tanto durante el viaje como en el lugar de alojamiento            

Me preocupa mudarme fuera de casa

La mayoría de las personas con EII logran vivir de forma independiente. Con un poco de previsión y planeación, debe ser capaz de mudarse con confianza.

Existen varias opciones de hospedaje, cada una con su propio conjunto de preguntas:

Residencias universitarias: Verifique cuántas personas compartirán el baño con usted y si hay una previsión para que usted tenga un baño dentro del cuarto o baño privado. Algunas residencias ofrecen alimentos mientras que otras tienen cocinas. ¿La residencia tiene su propia lavandería? Si no, ¿hay alguna lavandería cerca?      

Compartir alojamiento: Compartir un departamento o casa, o rentar un cuarto como inquilino puede hacerlo sentir más "en casa " que una residencia de estudiantes. Si tiene que compartir un baño, verifique qué tan cerca están los baños, y cuántos estudiantes más los usarán.

Estoy preocupado por el estrés de la universidad en mi EII

La universidad puede ser un momento muy estresante, con fechas límite, trabajo y exámenes. Si es una persona con EII que empeora con estrés, debe poner más atención a asegurar que no se estrese demasiado.  Trate de calmarse y encontrar formas de ayudar a relajarse, como hacer ejercicio con frecuencia, ejercicios de respiración profunda o yoga.

¿Qué hay de decírselo a otros estudiantes?

Va a conocer mucha gente nueva en la universidad y es su decisión si les dice o no acerca de su EII. Cada quien tiene su forma de manejar este tema. Puede preferir conocer a la gente primero antes de decirles o preferir ser abierto desde el principio. Es realmente su decisión.

Lo que usted decida puede ayudarle a pensar cómo le explicará su enfermedad a personas nuevas. En general, hágalo de forma sencilla y explique brevemente qué es EII y aún más importante cómo puede afectarle.

Puede encontrar que decirle a algunas personas puede ayudarle a sentirse aliviado y más apoyado. Si las personas entienden por lo que usted está pasando también pueden ayudarle más.

Denos su opinión